miércoles, 22 de octubre de 2008

Las puertas del infierno


Corría el año 1880 cuando Auguste Rodin recibía el encargo de realizar la puerta para el Museo de Artes Decorativas de París. Sin embargo, se canceló, y por ello la puerta se quedó en el taller del escultor, quien durante casi cuarenta años le fue añadiendo diversas figuras, convirtiéndose la obra en "un boceto" para otras posteriores, ya que entre sus figuras se encuentran algunas que posteriormente se convirtieron en esculturas individuales, tales como El pensador o El beso.

Con una iconografía basada en parte el La divina comedia de Dante, Rodin realizó una obra inmensa, de 6 metros de altura, 4 de ancho, y 1 de profundidad. En total sobrepasan las 180 figuras, de medidas dispares que van desde apenas 15 cm hasta casi un metro de altura. También encuentra inspiración en poemas de Baudelaire, con lo que uniendo ambos campos, tan dispares: Dante y Baudelaire, tenemos una obra en la que se unen romanticismo y simbolismo.

La forma de realizar la obra nos transmite inmediatamente a Miguel Ángel, con figuras casi inacabadas, sin terminar de aparecer definidas, tal y como el italiano hizo con varias de sus obras. Además, la composición en si misma nos remite a la composición del Juicio Final en la Capilla Sixtina. Igualmente, se hace casi invitable pensar en obras de William Blake.

La utilización de la luz, la forma en que los altorelieves, mayoritarios, e incluso las figuras prácticamente exentas, son tratadas, hacen que sean muchos quienes consideren que la Puerta del Infierno de Rodin sea una obra impresionista.

Aunque originalmente parece ser que Rodin planteó la obra para ser fundida en bronce, el original que se conserva de su taller, y que se encuentra en el Museo de Orsay, está hecho en yeso. Es lógico pensar que no se llegó a fundir debido a la muerte de Rodin en 1917. Sin embargo posteriormente se realizaron varias copias, incluyendo por supuesto alguna en bronce.
Es una impresionante, que muestra la obsesión del artista por completarla, así como se convirtió en una base experimental para alguna de las obras que posteriormente a su muerte le han dado aún más fama.

2 aprendices usaron la Fuerza:

Hasta los cojones. dijo...

Nunca te acostaras sin aprender algo mas.
Jo, tío, yo también soy un Warie y mis sugus favoritos han sido de siempre los azules ;)
Ya estas linkeado.
http://gentedeputamadremasiva.blogspot.com/

Salu2.

Wizzy dijo...

tiene k ser impresionante verla en persona. sentarse e ir viendo figura por figura.

muy buena reseña, siemrpe k hablas de alguna obra de arte me entran ganas d viajar y verlo